La Revista de la Salud Mental
Conoce todos los caminos que conducen al bienestar


Sección:
Sexología


LA EYACULACIÓN PRECOZ
Dña. Lidia Carmena León, psicóloga

Nunca es fácil para nadie admitir que se tienen dificultades sexuales. Cuando el complejo mecanismo de la sexualidad presenta alteraciones de mayor o menor grado, nos introducimos en el mundo de las disfunciones sexuales.

Los problemas sexuales conllevan mucho padecimiento. Los sujetos acuden al psicólogo con una mezcla de esperanza y escepticismo. En muchas ocasiones las parejas se sienten desilusionadas y frustradas, se han producido en su vida diaria acuden al psicólogo con una mezcla de esperanza y escepticismo tensiones y recriminaciones a causa de la insatisfacción sexual. 

La eyaculacion precoz es una dificultad en la que el hombre no es capaz de ejercer un control voluntario sobre su reflejo eyaculador, y como consecuencia, cuando está excitado alcanza con mucha rapidez el orgasmo. Esto da como resultado la imposibilidad de realizar el acto sexual con un ajuste erótico con la pareja satisfactorio para ambos, ya que este impedimento no permite prolongar los preliminares sexuales, tan necesarios para una gran mayoría de mujeres cuya respuesta sexual suele ser más lenta que la del hombre.

La eyaculación precoz se suele citar en los artículos científicos como el más corriente de las disfunciones sexuales masculinas, y parece que no se puede relacionar con problemas o conflictos con la pareja.

En muchas ocasiones el hombre está tan preocupado por la idea de que si llega a un nivel alto de excitación se verá forzado a dar por terminado el acto sexual, que no es receptivo ni sensible con su compañera, y el resultado es que la mujer se siente rechazada en una conducta que ella percibe como fria y desinteresada, entrando así en un circulo de enfados y evitaciones que destruye el placer sexual.

Esta disfunción parece tener sus raíces en la llamada “ansiedad del rendimiento”, es decir, en una ansiedad excesiva por complacer a su pareja y a la vez autoafirmarse. Por lo tanto uno de los tratamientos que existen desde esta perspectiva tratará de reducir la responsabilidad desproporcionada del paciente y utilizar ciertos métodos, como el método de parada/arranque de Semans.

Desde otras corrientes de tratamiento como el enfoque sensorial  se trabaja mediante técnicas que sirven para reducir esta tensión ya que crean un ambiente relajado, base imprescindible para que funcione correctamente el sistema nerviosos autónomo (involuntario), ya que mientras más se insista en dominar la respuesta autonómica a través del sistema nervioso central (a través de su voluntad) más se interfiere en el funcionamiento de la sexualidad. Es fundamental intentar crear un espacio libre de obsesiones por el problema, adoptar un cambio de actitud y disfrutar del contacto íntimo y sensual por medio de ciertos ejercicios.

Es importante que tengamos en cuenta que las disfunciones sexuales deben en gran parte su existencia a la falta de un correcto aprendizaje sexual .Cuanto mejor nos conozcamos a nosotros mismos y a nuestras formas de comportamiento sexual, nos será más fácil actuar modificando las alteraciones existentes. No podemos olvidar que la sexualidad es una vivencia compartida con otra persona y ésta, la pareja, es de suma importancia en el tratamiento de la eyaculación precoz y de cualquier otra disfunción sexual.