salus mental
La Revista de la Salud Mental
Conoce todos los caminos que conducen al bienestar


Sección:
Rehabilitación Psicosocial

UNA APUESTA POR LA INTEGRACIÓN SOCIAL EN SALUD MENTAL: LA EXPERIENCIA DEL  PLAN DE ATENCIÓN SOCIAL  A PERSONAS CON ENFERMEDAD MENTAL GRAVE Y CRÓNICA  2003-2007 DE LA CONSEJERIA DE FAMILIA Y ASUNTOS SOCIALES DE LA COMUNIDAD DE MADRID Roberto Marijuan, subdirector Mini residencia de Alcobendas. Consejería de familía y asuntos sociales, CAM.

Las personas con trastornos mentales severos y persistentes  (como esquizofrenia,  otras psicosis, y otros trastornos mentales graves) presentan diferentes problemáticas y necesidades tanto sanitarias como sociales.  Muchas de las personas que sufren enfermedades mentales presentan discapacidades psicosociales que se expresan en  dificultades en su autonomía personal y social, en sus relaciones interpersonales, en su integración laboral en la perdida de redes sociales de apoyo,  y en limitaciones a su participación e integración social y están en mayor riesgo de situaciones de desventaja social, sin perder de vista los problemas de tensión y sobrecarga que sufren muchas familias que conviven y cuidan de dichas personas. Por ello es muy importante que además de la atención sanitaria en salud mental haya una implicación activa y complementaria de los servicios sociales para asegurar la atención a las necesidades sociales de estas personas y el apoyo a su integración y articular una adecuada atención integral.

En la Comunidad de Madrid, la Consejería de Familia y Asuntos Sociales esta firmemente comprometida en la atención social a las personas con enfermedad mental  y en el apoyo a sus familias. Para ello ha desarrollado el Plan de Atención Social a personas con enfermedad mental grave y crónica 2003-2007, cuya principal misión era ampliar y mejorar la atención social a estas personas y a sus familias para favorecer y apoyar su integración social en las mejores condiciones posibles de autonomía, participación social y calidad de vida. Este Plan, ha potenciado y desarrollado una Red de Centros y Recursos de Atención Social amplia, diversificada y territorializada que trabaja en estrecha coordinación y complementariedad con la red de Salud Mental para asegurar una atención sociosanitaria integral. Esta Red  ofrece atención social gratuita a las personas adultas entre 18 y 65 años con discapacidades psicosociales y dificultades de integración derivadas de trastornos mentales severos, derivadas desde los Servicios de Salud Mental de la red pública sanitaria como responsables de su tratamiento y seguimiento psiquiátrico.

Los profesionales que desarrollamos nuestro trabajo en esta red de recursos de atención social para personas con enfermedad mental grave y crónica podemos hacernos una idea de  la envergadura de la red creada a día de hoy.  Creo que la evolución y ampliación continua de la misma es evidente; ver una apuesta tan clara por tener un soporte para este colectivo no es algo que este tan definido y desarrollado en el resto del territorio nacional.  Es más, la Comunidad de Madrid  a través de la experiencia de este Plan se ha convertido en referente y ejemplo para otras muchas comunidades autónomas a la hora de generar un plan de atención social y de articular una red de centros de atención social y apoyo comunitario.

1

Este Plan de Atención Social a personas con enfermedad mental grave y crónica 2003-2007 ha permitido el afianzamiento de los Centros más “tradicionales” (Centros de Rehabilitación Psicosocial, Centros de Rehabilitación Laboral, Mini Residencias) y el desarrollo de dispositivos que contribuyen a la consecución del objetivo general de integración comunitaria. Mientras el crecimiento de centros ha sido exponencial, cabe destacar dos tipos de recursos que a mi entender son el “quid de la cuestión”.  Entiendo que son los dispositivos que han posibilitado la ampliación de nuestro campo de acción, llegando a aquellos usuarios con más dificultades de acceso a los Centros o con problemas para progresar en su nivel de autonomía residencial.

Los Equipos de Apoyo Social Comunitario.  Compuestos por un equipo multidisciplinar de educadores, psicólogo y trabajador social, son una iniciativa innovadora para ofrecer atención social.  Uno de sus principales objetivos es el mantenimiento de la persona en su entorno garantizando  que reciba un apoyo adecuado a su proceso de rehabilitación. Como característica diferenciadora destaca que estos  equipos  se desplazan al entorno comunitariode la persona a realizar la atención,  manera de trabajo muy cercana a concepciones de países con más trayectoria en este campo.

Los Pisos supervisados como dispositivo residencial es otro de los recursos que ha crecido de manera muy  importante. Ofrecen una alternativa estable y normalizada de alojamiento y soporte, completada con una supervisión flexible y ajustada a las diferentes necesidades de los usuarios que viven enun piso.
Los pisos supervisados se constituyen como un instrumento para la rehabilitación y la integración comunitaria.  No se trata solo de ofrecer una casa, sino de avanzar en el proceso individualizado de apoyo a la rehabilitación que permita mejorar la autonomía e independencia del residente y le facilite, desde el contexto de una vivienda normalizada con apoyo, la posibilidad de desempeñar roles sociales valorados y normalizados.

No se puede dejar pasar por alto a los Centros de día, otro recurso que ha emergido en este período y que cabe destacar por la creación de  27 centros repartidos por toda la Comunidad de Madrid.

2

3

A mi parecer, los profesionales tenemos un trabajo a nivel interno que pasa por adquirir una mayor conciencia de ser equipos que desde la dimensión de la atención social vienen a complementar el tratamiento ofrecido desde los Servicios de Salud Mental,  siempre con el objetivo comúnde mejora de la calidad de vida de los usuarios. Esto pasa por creernos la importancia de nuestro trabajo e integrar lo trasmitido desde los diferentes dispositivos para lograr intervenciones más completas.

En estos momentos existen una serie de factores, que a mi entender, han mejorado con el tiempo y que hacen que nuestro trabajo sea más efectivo y gratificante.
Un vistazo al gráfico de evolución presupuestario anual nos da una idea de la mejora en los medios;  se han creado nuevos canales que permiten que la información fluya;  se ha optimizado la coordinación  entre profesionales de dispositivos del Plan de Atención Social y de recursos pertenecientes a otras consejerías como la red de salud mental, por último destacaría el desarrollo una formación específica, continua y actualizada.  Manos a la obra.

4

salud mental