salus mental
La Revista de la Salud Mental
Conoce todos los caminos que conducen al bienestar



Sección:
Rehabilitación Psicosocial

La Salud Mental en Extremadura
Francisco Javier Fernández Rodríguez. Profesional del Area de Rehabilitación de Grupo 5 Acción y Gestión Social.

El PLAN INTEGRAL DE SALUD MENTAL DE EXTREMADURA (2007-2012) Es difícil valorar si se trata del más completo Plan de salud mental de toda España. A priori si que me parece un esfuerzo muy admirable, el integrar en su creación y desarrollo a gran parte de la sociedad extremeña
Podrá sufrir evoluciones y cambios este plan de ruta de la salud mental extremeña pero nunca puede perder su operatividad y su ambición.

 En el año 1997 inicié mi labor profesional en Salud Mental, fue en el CRPS de Cáceres, dirigido por Miguel Simón Expósito, actual Subdirector de Salud Mental y Recursos dentro del Consejería de Sanidad y Dependencia. Por aquel entonces era el único dispositivo sociosanitario de la  Comunidad Autónoma de Extremadura. En aquellas fechas el recurso estaba subvencionado, era pronto incluso para hablar de concierto con la Administración, por la Consejería  de Bienestar Social, a cargo de la cual se encontraba Guillermo Fernández Vara, actual presidente de la región.

El Plan que ordenaba todo aquello databa de 1995 una herramienta insuficiente para una Comunidad  con una población dispersa en un gran espacio geográfico. Además de tener la enfermedad mental, una incidencia del 4% superior, evidentemente a la media nacional del 1% .

Con el traspaso de las competencias sanitarias a las comunidades autónomas se inicia un auténtico despliegue de recursos por Extremadura, pasando además a depender de la Consejería de Sanidad. Se potencian entre los profesionales de sanidad los criterios de derivación a los recursos existentes, se mejora las coordinaciones de las distintas áreas y empieza a germinar muchos de los valores que se reflejan en el actual Plan.

Era necesario mencionar la historia más inmediata y a los pioneros de la Salud Mental en Extremadura para poder entender y contextualizar el actual Plan, que nace de la participación global de los técnicos, responsables administrativos, entidades colaboradoras, afectados y ciudadanos en general, conocedores de las necesidades en Salud Mental en la Comunidad Autónoma.

El primer análisis, una vez leído el documento, es tener la certeza que es un Plan ambicioso por su desarrollo en todos los aspectos funcionales de la salud mental, con ambición también el la creación de recursos sociosanitarios, acentuando la implantación de dispositivos que cubran necesidades residenciales, no con un único objetivo asistencial, si no acentuando el objetivo rehabilitador.

Es difícil valorar si se trata del más completo Plan de salud mental de toda España. A priori si que me parece un esfuerzo muy admirable, el integrar en su creación y desarrollo a gran parte de la sociedad extremeña, el apostar por la creación de recursos, reforzando los ya existentes, no solo en el área puramente sanitaria, si no también en la sociosanitaria, integrar a los distintos profesionales y reconvertir a los antiguos psiquiátricos de las Diputaciones de Cáceres y Badajoz en una herramienta actual de rehabilitación.

Ahora queda lo más difícil que es hacer palpable el Plan, es decir su puesta en práctica, para ello primero es necesario que los gestores políticos le doten de un presupuesto económico tan ambicioso como el propio Plan y segundo el seguir contando con la participación de la población, con entidades públicas y privadas, con formación continua en los profesionales, reforzando recursos sobretodo en el medio rural y abriendo la participación a personas y entidades con una reconocida experiencia en salud mental.

Podrá sufrir evoluciones y cambios este plan de ruta de la salud mental extremeña pero nunca puede perder su operatividad y su ambición.

salud mental