La Revista de la Salud Mental
Conoce todos los caminos que conducen al bienestar



Sección:
Psiquiatría


Entrando a fondo en la depresión: tratamientos farmacológicos
Dra Ana Gálvez. Hospital R. Lafora. Madrid

Comenzamos a entrar a fondo en la depresión respondiendo a las preguntas más frecuentes: ¿Qué tipos de antidepresivos hay?, ¿producen adicción los antidepresivos? y ¿Cuánto tiempo voy a tener que tomarlos?.

¿POR QUÉ NOS DEPRIMIMOS?
En principio, los trastornos depresivos se deben a una combinación de factores biológicos, genéticos, ambientales y psicológicos
La depresión posee un sustrato biológico cerebral: así se ha comprobado el déficit de ciertos neurotransmisores cerebrales como la noradrenalina o serotonina.
Por otra parte, existen factores genéticos que son especialmente marcados en el trastorno bipolar. Es muy frecuente que el paciente con depresión tenga una historia familiar de depresión, pero no siempre es así.
También ciertos factores psíquicos o circunstancias vitales pueden llega a desencadenar un episodio depresivo: jubilación, agotamiento, tensiones laborales...
En cualquier caso no hay una causa única, aunque se distingue entre las depresiones en las que predomina el componente biológico y /o hereditario (depresiones endógenas) y en las que predominan circunstancias vitales y factores socioculturales (depresiones exógenas); no suele ser fácil esta diferenciación. En esta ocasión nos vamos a centrar en introducir el tratamiento farmacológico: tipos de fármacos y tiempo de duración del tratamiento

¿CUÁL ES EL TRATAMIENTO DE LA DEPRESIÓN?
En general, es fundamental el tratamiento farmacológico con antidepresivos, que además se puede complementar con psicoterapia.
Los antidepresivos son eficaces en el tratamiento de la depresión, independientemente del grado de severidad del proceso. No obstante, algunas de las depresiones más leves pueden beneficiarse únicamente de psicoterapia y no recibir tratamiento farmacológico.
Hay varios tipos de medicamentos antidepresivos: antidepresivos tricíclicos, inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS), nuevos antidepresivos e inhibidores de la monoaminooxidasa (IMAO). En cualquier caso, siempre es el médico el que debe elegir el fármaco tras una revisión de enfermedades previas y actuales y una exploración del paciente. Hay que conocer los efectos secundarios y las posibles interacciones con otros medicamentos.
Antiguamente los más utilizados eran los antidepresivos tricíclicos (amitriptilina, imipramina) que se siguen utilizando, pero los mas recetados en la actualidad son los inhibidores de la recaptación de serotonina (ISRS), de la misma familia que el famosísimo "Prozac?" (fluoxetina)
Los nuevos antidepresivos (venlafaxina, mirtazapina, reboxetina...) son útiles cuando otros antidepresivos fracasan o no se toleran bien.
Hay un pequeño grupo de pacientes que responden mejor a los IMAO. Estos enfermos suelen padecer depresiones con síntomas atípicos como hipersomnia y aumento del apetito. En el caso de consumir este fármaco se deben evitar cierto tipo de alimentos como quesos fermentados, vino, embutidos o alimentos de conserva en vinagre entre otros. Estos contienen una sustancia llamada tiramina que interacciona con los IMAO pudiendo producir una "crisis hipertensiva" (subida brusca e intensa de la presión arterial).

¿CUÁNTO TIEMPO DURA EL TRATAMIENTO? ¿PRODUCEN ADICCIÓN LOS ANTIDEPRESIVOS?
Los antidepresivos se administran durante una fase inicial de 6-12 semanas hasta conseguir una remisión de los síntomas.
El paciente va a notar mejoría entre la segunda y tercera semana. En ocasiones los efectos secundarios aparecen antes de la mejoría. Así que el enfermo bien porque se considere curado, bien porque no tiene paciencia para esperar la mejoría puede verse tentado a dejar el fármaco. No lo debe hacer en ningún caso; es más debe continuar con el tratamiento al menos de 4 a 6 meses para completar la curación y evitar las recaídas.
El potencial de dependencia física y psíquica de los antidepresivos es muy bajo, no obstante, la retirada de los antidepresivos debe hacerse de forma gradual, si no se producen molestias gastrointestinales y trastornos del sueño entre otros.
En general, la toma de antidepresivos no es peligrosa siempre que este supervisada por un medico.

¿QUÉ HACER SI ME ENCUENTRO DEPRIMIDO O SE DEPRIME UN SER QUERIDO?.
Si usted está deprimido acuda a su medico de atención primaria, él decidirá si le instaura tratamiento o lo deriva a un especialista en psiquiatría para que lo trate. En cualquier caso es posible que usted no sea consciente del estado en que se encuentra y sean sus familiares y amigos quienes le den la indicación de acudir al medico: hágales caso.
En la medida de lo posible usted debe ser consciente de que es un enfermo, debe tener paciencia pues la mejoría requiere un tiempo. El tratamiento farmacológico le dará "el empujón necesario para salir del bache", pero usted también debe intentar poner de su parte sobre todo pasado un tiempo, siempre sin forzarse ni exigirse demasiado en un primer momento, pero sí de manera progresiva en función de la mejoría.
No se sienta mal por requerir la atención y ayuda de sus familiares y amigos, ellos le quieren y desean verle bien.
Procure expresar a los demás qué es lo que le ocurre y sobre todo intente no pasar tiempo solo.
Ante todo tenga en mente que usted esta pasando por una enfermedad que necesita tratamiento especializado.
En caso de que a su alrededor haya un amigo o familiar deprimido lo más importante es que le inste a buscar un diagnóstico y tratamiento médicos. Nunca acuse a la persona deprimida de ser perezoso o vago, o la culpabilice de su estado. Debe intentar darle comprensión y afecto. Intente invitarla a realizar actividades, pero no demasiado pronto, ni de forma insistente pues demasiadas exigencias aumentan el sentimiento de fracaso.
No ignore comentarios, ni alusiones al suicidio y comuníqueselos al terapeuta. Si cree usted que el paciente tiene intención inminente de suicidio debe acudir con el a Urgencias de un hospital donde le atenderán debidamente.

 

 

 

Otros articulos que te pueden interesar
La depresión, ¿cómo se trata?, entrevista Juan de Dios Molina
Introducción a los trastornos de ansiedad
Toma de decisiones
La personalidad
depresión: síntomas y subtipos