La Revista de la Salud Mental
Conoce todos los caminos que conducen al bienestar


Sección:
Salud Mental en el Deporte

EL SOBREENTRENAMIENTO: SU ASPECTO FISIOLÓGICO Y PSICOLÓGICO EN EL DEPORTE
Pilar Balcells Carnevali, psicóloga y editora de la sección

Uno de los problemas del atleta, que comprende al entrenador y que puede ser la causa de la pérdida de una medalla, un récord ó una participación decorosa en un deporte determinado, se refiere al sobreentrenamiento ó síndrome de bajo rendimiento como también se le conoce.
El cansancio físico (fatiga muscular) es entonces, un proceso fisiológico como consecuencia de la intensidad de trabajo que debe estar en equilibrio con el grado de forma física del atleta y su capacidad de resistencia orgánica.
La asociación médica americana define al sobreentrenamiento como una condición fisiológica y psicológica que se manifiesta como un estado de deterioramiento de la disposición atlética.
----------------------------------------------------------------------
La fatiga es el complejo de los fenómenos subjetivos y objetivos que aparecen en el organismo posterior a una actividad motora ó mental, superior ó diferente de aquella a la cual el organismo está acostumbrado. Ella se considera como una señal de alarma, tendiente a avisar al cuerpo que los límites fisiológicos de su acción están por separados. Los fenómenos de la fatiga entran en el campo de lo fisiológico y contribuyen un mecanismo de defensa por medio del cual la excesiva estimulación orgánica es biológicamente frenada. Cuando el límite de las posibilidades fisiológicas es alcanzado, el cuerpo se «resiste» a continuar, requiriéndose el reposo, si esto no sucede, y la acción continúa, se pasa de estado fisiológico al estado de sobreentrenamiento.

Algunas de las causas que pueden desencadenar este estado de deterioro físico-psíquico:

1)-Aburrimiento y monotonía en las rutinas de trabajo.

2)-Desgaste excesivo mediante actividades exteriores.

3)-Preocupaciones, cansancio nervioso.

4)-Falta de sueño.

5)-Mala nutrición.

6)-Presiones psicológicas por causa de la proximidad de una competencia.

7)-Consumo crónico de estimulantes del sistema nervioso.

8)-Por supuesto un entrenamiento donde se utilizan cargas excesivas

9)-Demasiado énfasis en contracciones negativas y repeticiones forzadas.

10)-Una dieta deficiente en calorías y/o carbohidratos.

Todas estas causas pueden llevar a que un deportista sufra sobre-entrenamiento y que sus marcas y resultados deportivos se vean perjudicados.

Por ello, es importante, aspectos tales como la planificación, la auto-observación, el control mental, el dominio de la relajación, y otros muchos aspectos relacionados con el entrenamiento mental del deportista.

Muchas veces, el sobre-entrenamiento viene a causa de una sensación alta de estrés, bien por la desintonia entre expectativas y realidad o una falta de planificación del entrenamiento.

Consecuencias mayores del sobre-entrenamiento temporal se pueden evitar si se observa con frecuencia al atleta y se le educa a la auto-observación. Debe existir una buena relación Entrenador-Atleta. Así, el atleta no debe ocultarle al entrenador alteraciones de su estado general, mientras el entrenador no debe interpretar las quejas de su deportista como falta de ganas de ejercitarse.

Apenas se adviertan los síntomas que indican un sobreentrenamiento, se debe reducir la carga de trabajo, en ocasiones suspender competencias y chequeos, enviar al atleta al médico del deporte.

Cuando los síntomas comienzan a desaparecer, se eleva progresivamente la carga de trabajo, eventualmente se deberá corregir el programa de entrenamiento. En la parte médica se incluyen, tratamiento dietético, terapia física, trabajo psicológico y medicamentos específicos.


Los efectos que puede producir en el atleta el sobreentrenamiento son entre otros la indigestión, el insomnio y la falta de apetito, lo mismo que el aumento del dolor muscular. Por la parte que concierne a la mente, los atletas sobreentrenados suelen experimentar depresiones y falta de motivación, así como también irritabilidad e insomnio.

También es importante tener en cuenta que los atletas son más susceptible a una serie de lesiones físicas, todo lo que va desde tirones musculares hasta lesiones articulares y fracturas por stress, pasando por tendinitis, bursitis, desgarros musculares y de tendones. De echo, el sobreentrenamiento no hace mas fáciles las lesiones sino que casi que las garantiza.

El sobreentrenamiento tiene síntomas psicológicos y fisiológicos. Por eso, es importante que trabajemos ambos aspectos con el deportista para prevenir la aparición de cuadros de sobreesfuerzo.

Esta actitud es muy propia de los deportistas más jóvenes y no debe ser censurada, pero si debe temperarse y encauzarse en la dirección adecuada. De lo contrario puede ser el fin de una prometedora carrera deportiva. Síntomas del sobreentrenamiento Como todo proceso patológico, el sobreentrenamiento, no aparece de forma repentina y sin previo aviso, sino que presenta una serie de síntomas que conviene conocer para poder evitar su consolidación.

 


Pilar Balcells